Otro angel nos ha dejado: Wendy

25-07-13

Hoy en día cualquier excusa es buena para adoptar un perro, hay tantos y tantos animales abandonados que es simplemente imposible que todos se adopten. Eso, y por más que nos duela lo tenemos que tener claro. Ahora está muy de moda reclamar adopciones por el "peligro" de ser eutanasiados, que aunque nos parta el alma es casi inevitable por la gran cantidad de perros abandonados y la escasez de hogares para todos ellos. 

Simplemente queremos dejar constancia de que la gente está dejando de adoptar en la Protectora de Animales y Plantas SARA porque aquí no se eutanasian. Aquí, están al parecer a salvo. Nosotros nos preguntamos si esto es verdad. El perro que mañana llega a la perrera y está en riesgo de sacrificio es aquel que por problemas de espacio no pudo entrar en la protectora. Además como no hay adopciones los perros pasan años y años dentro de la protectora. A pesar de que lo intentamos su estancia aquí nunca será como estar en un hogar.
Hace poco, sin ir más lejos, Wendy ha muerto. Ha muerto cansada de esperar su oportunidad. Llegó a SARA porque ladraba cuando estaba sola en casa, fue adoptada y devuelta al albergue. Era una buena perra, solo necesitaba un poco de paciencia y trabajo. Nadie le quiso dar una oportunidad y poco a poco se fue apagando entre los muros de su jaula. No iba a ser eutanasiada, no corría peligro inminente como otros….pero eso es vida?. Wendy desarrollo un tumor, y tuvo que ser eutanasiada. Los veterinarios dirán que es algo que pasa, nosotros sabemos que murió de pena.
Si nosotros tenemos adopciones podremos ayudar a esos animales que están en peligro, pero que los que están en el albergue pasen toda su vida entre nuestras paredes. Sencillamente no es la solución. Para Wendy ya no hay remedio, ¿nos ayudas a buscarlo para los demás?