KENAY, víctima de su inociencia

28-03-16

> Este artículo contiene imágenes que puede herir su sensibilidad <

Este adorable pequeñín ha tenido que ser intervenido de urgencias en un estado de extrema gravedad. Mientras jugaba con sus juguetes en casa, se tragó 2 tetinas de biberón de su compañero bebé humano, algo que ha hecho que Kenay estuviera al borde de la muerte.

Pero antes de continuar con la historia de Kenay, nos gustaría lanzar una reflexión muy importante: sabemos que la gran cantidad de abandonos y la super población de mascotas que vivimos hoy en día, nos hace querer ayudar a todos ellos, sin ser conscientes de que un animal conlleva muchos gastos, pensamos que con sólo tenerle agua y comida es suficiente, pero no es así. Al igual que cuando una persona se plantea tener un hijo y no sólo piensa en darle de comer durante al menos sus primeros 18 años de vida, si no que pensamos, qué ropa usará, a qué colegio irá, a qué universidad, qué libros necesitará, qué juguetes me pedirá, etc... con nuestras mascotas puede suceder exactamente lo mismo.

Es una vida inocente y totalmente dependiente de nosotros, quizás tengamos suerte y ese perrito o gatito sólo necesite su alimentación, sus vacunas anuales y poco más, pero la realidad es que es poco probable, siempre pueden sufrir accidentes: que por un despiste se escape y sea atropellado, que nos encontremos con otro perro y sea atacado causándole graves heridas, que sin darnos cuenta se coma algo que no debe y atasque su intestino... como le ha pasado al pequeño Kenay.

Y estos accidentes no son baratos de solucionar, NO existe una sanidad pública para las mascotas, a día de hoy, la atención veterinaria es privada, lo que conlleva un elevado gasto que la familia tendrá de imprevisto, que tendrá que asumir para poder atender y salvar la vida de su mascota. La solución no es que las clínicas privadas bajen sus precios, ya que tener una clínica abierta conlleva muchísimos gastos, las medicinas que las clínicas compran tienen un elevado precio, más poder tener aparatos adecuados para la atención sanitaria... por lo que la ciudadanía no puede estar pidiendo constantemente rebajas o precios más asequibles, no es tan sencillo, a veces las clínicas no tienen ni margen para poder conseguirlo. Lo que no debemos olvidar es que: tener una mascota conlleva tener muchos gastos, y eso tenemos que tenerlo muy en cuenta a la hora de hacernos responsables de una.

Aunque la vida da muchas vueltas y uno cuando adopta a un perrito o gatito con la intención de ayudarle, puede que en ese momento si disponga de la economía suficiente para atender esos imprevistos, pero años más adelante la situación puede cambiar y se puede entender... pero lo cierto es que nos encontramos con muchos casos de perros recién rescatados o recién adoptados que sufren de estos accidentes y sus familias no pueden hacerse cargo de los gastos que conlleva y el animal fue adoptado hace poco tiempo por lo que ya se adoptó sin tener los recursos necesarios para mantenerlo.

Kenay es sólo un cachorro, fue rescatado hace pocas semanas por una familia sin recursos económicos, sólo quería ayudar al cachorro y darle un amigo a su hijo pequeño, pero adoptar sin ser solventes económicamente no es lo correcto aunque se tenga la mejor intención, porque quien pagará nuestras ansias de ayudar sin pensarlo bien, será nuestra mascota.


Kenay sufrió uno de estos accidentes, donde la familia pudo pagar la primera atención veterinaria pero ya no pudo pagar la operación necesaria... estuvo muy grave en su hogar durante dos días sin saber qué hacer... muriéndose, sufriendo... hasta que al final fue traído a Sara para dejarlo aquí y que pudiéramos salvarle la vida y buscar un nuevo hogar si conseguía recuperarse.

Nosotros nos preguntamos ¿y si no existiera nuestro albergue? ¿si no existiera protectoras de animales con capacidad de ayudar a tantos animales? ¿qué hubiera pasado con Kenay? Se hubiera dejado morir con un gran sufrimiento por nuestro afán de rescatar sin poder atenderlos debidamente. Por favor, pensemos muy bien cuando adoptemos a un animal, será nuestra responsabilidad durante muchos años, muchos años que puede pasar muchos accidentes y muchos gastos, no podemos volcar nuestra propia responsabilidad en ONG's, cuando adoptemos, hagámoslo con responsabilidad.


Kenay llegó a Sara en un estado muy crítico, ya ni se podía levantar el pobrecito... ya llevaba algún día que otro con su intestino atascado sin ser operado, por lo que tuvo que pasar mucho dolor el pobrecito.
 
Este cachorrito nos llegó en plena semana santa, cuando nuestra veterinaria se encontraba fuera de la isla, por lo que enseguida llamamos a un veterinario externo que pudo atender de urgencia al pobre Kenay y operarle de inmediato, desde Sara agradecer enormemente al veterinario Daniel López por su disposición a ayudar SIEMPRE, en cualquier momento y donde sea y su gran profesionalidad, gracias a él, Kenay ¡SIGUE VIVO!

Comienza la operación de Kenay donde es conectado a un monitor para vigilar muy de cerca todas sus constantes y no llevarnos ninguna "sorpresa":


Cuando el veterinario vio los intestinos de Kenay, pudo comprobar las grandes obstrucciones que tenía debido a estas dos tetinas, que podéis ver perfectamente como son extraídas en la siguiente imagen:



Una vez extraídos los cuerpos extraños, el intestino se cose e irá cicatrizando poco a poco:


Una operación delicada, más en un perrito tan joven y tan crítico, ahora tocaba esperar, vigilar a Kenay las 24h del día y esperar que hayamos llegado a tiempo para poder salvarle la vida.

Kenay tras la operación, descansando para recuperar fuerzas:


Las primeras 24h serán vitales, será cuando sepamos si logramos salvarle la vida o por desgracia, ya fue demasiado tarde. Centramos todos nuestros esfuerzos en cuidarle, mimarle, en hacer lo imposible por él pero sin hacernos falsas esperanzas, sabemos que cuando son tan pequeñitos, es muy complicado recuperarlos :(

Pero no os vamos a dejar así jeje. Ya han pasado esas críticas 24 horas y Kenay ¡YA ESTÁ EN PIE! y con ganas de COMER!! La operación no podría haber salido mejor! y aunque no queremos decirlo muy alto ya que aún es pronto, creemos que Kenay lo superará! lo conseguirá! podrá crecer y tener una nueva vida!!

Aquí podéis ver al chiquitín con SU PRIMERA COMIDA tras la operación :) 


¡A seguir luchando campeón!


 

+ Historias de animales

+ Historias de animales

+ Historias de animales-

+ Historias de animales-

+ Historias

+ Historias

+ SaraEduca

+ SaraEduca

+ Publicacion

+ Publicacion